La actividad de los clubs náuticos representa el 1,9% del PIB balear

n estudio encargado por la Asociación de Clubs Náuticos de Baleares (ACNB) al Departamento de Economía y Empresa de la Universitat de les Illes Balears (UIB) revela la importancia social de las 24 entidades deportivas sin ánimo de lucro que la conforman

Los clubs náuticos generan un volumen de negocio anual de 627 millones de euros, equivalente al 1,9% del PIB de Baleares, según revela un estudio realizado por el Departamento de Economía y Empresa de la Universitat de les Illes Balears (UIB) que ha sido presentado hoy en Palma mediante videoconferencia.

El acto ha contado con la asistencia del rector de la UIB, Llorenç Huguet; los doctores Rafael Crespí, María Antonia García y Margarita Alemany –autores del estudio–, y del presidente de la Asociación de Clubes Náuticos de Baleares, Miquel Suñer. Huguet ha agradecido la confianza de la ACNB y ha remarcado la importancia de “poner luz” sobre la realidad social de Baleares a través de la “transferencia de conocimiento” que pueden aportar las instituciones académicas.

De acuerdo con el informe, “la capacidad de crear experiencias de turismo náutico, unidas a la importancia económica y sociocultural de los clubes, les otorga un papel clave en la comunidad autónoma de Baleares”.

El impacto económico total de los clubs náuticos sobre la economía regional, señala el estudio, supone un valor añadido del orden de 209,6 millones de euros para un volumen de producción medido y estimado de 626,9 millones de euros. Estas actividades, en su conjunto, suponen el empleo de 3.883 personas (de los cuales 1.132 son empleos directos).

La partida destinada a salarios y seguridad social se sitúa en 14,7 millones, cantidad a la que cabe sumar los 9,7 millones que estas asociaciones abonan a las autoridades en concepto de tasas y cánones de ocupación del espacio público portuario. La suma de su presupuesto anual asciende a 56,2 millones de euros.

El análisis del Departamento de Economía y Empresa de la UIB supone la primera medición científica de la actividad desarrollada por los clubs náuticos del archipiélago. Según Miquel Suñer, se trata de una “radiografía” que demuestra el carácter estratégico de estas entidades que fueron “pioneras” de lo que hoy se conoce como sector náutico y que, al contrario del resto de marinas y puertos deportivos, se caracterizan por carecer de ánimo de lucro: “Todos los recursos generados por nuestra actividad se reinvierten en el mantenimiento de las instalaciones y en el sostenimiento de los equipos deportivos y escuelas de vela”.

Suñer sostiene que los clubes son “los polideportivos del mar”, con la peculiaridad de que no tienen ningún coste para el erario. “Es más –apunta–, nosotros pagamos al Estado o la Comunidad Autónoma por el alquiler de la instalación y nos ocupamos de formar a los deportistas y navegantes sin recibir subvenciones. Desde hoy sabemos que, además, nuestra aportación a la economía local es muy importante”.

El presidente de la ACNB se muestra “muy satisfecho” con el resultado del estudio, por cuanto ha permitido establecer “la verdadera dimensión” de los clubs náuticos en el contexto social y económico de Baleares. “Sabíamos que lo que hacemos es importante, pero necesitábamos poder resumirlo en una cifra. Gracias a este estudio, a partir de ahora podemos decir que somos el 1,9% del Producto Interior Bruto de Baleares, y sentirnos muy orgullosos del trabajo que hacemos”, ha explicado Suñer, quien ha animado al resto de operadores náuticos a medir “su músculo” con estudios similares para que el conjunto del sector disponga de elementos objetivos sobre su relevancia y pueda ser reconocido “en su justa medida” por las administraciones públicas.

Los clubs náuticos de Baleares gestionan 8.279 amarres, de un total de 20.272 totales (amarres de la lista 7ª). La gran mayoría de estas embarcaciones son de menos de 10 metros de eslora (5.499) y corresponden a usuarios de la llamada social o de clase media. La ACNB representa a 12.777 socios divididos en 24 clubes repartidos por toda la geografía balear. Otras cifras destacadas de la función social que desarrollan los náuticos y marítimos son los 7.748 alumnos que albergan sus escuelas de vela y piragüismo y la organización de 336 competiciones y 150 eventos socioculturales en los últimos tres años.

La doctora María Antonia García ha destacado que el informe es un “elemento estratégico”  para el desarrollo del sector náutico frente a la pandemia y pone en valor “la importante labor que éstos llevan a cabo” en los ámbitos deportivo, social y económico.

Por su parte, el doctor Rafael Crespí ha hecho hincapié en que el estudio “no es un ejercicio de magia para hacer lucir unas cifras”; más bien al contrario: los cálculos, realizados de acuerdo con la metodología académica standard para medición de los impactos, han sido “conservadores y con un sesgo a la baja”. Una de las conclusiones más destacadas del trabajo, según Crespí, es el efecto multiplicador de la actividad que se desarrolla en los clubs: cada euro que se genera en estas instalaciones se transforma en 3,89 euros.

Preguntado por los medios asistentes a la rueda de prensa, el gerente de la Asociación de Clubes Náuticos de Baleares (ACNB), Rafael Palmer, ha asegurado que todavía es pronto para conocer el indudable efecto de la crisis derivada del Covid-19 sobre los clubes náuticos. “La temporada –ha explicado– comienza en Semana Santa y se prolonga hasta el mes de septiembre, siendo el periodo de mayor actividad del 15 de julio al 15 de agosto. El impacto en 2021 dependerá en gran medida de la situación epidemiológica y de la campaña de vacunación. También de cómo otros sectores que están pasando apuros, como el chárter, afronten la temporada”.

Notícies